Hola a tod@, hoy traigo un tema divertido y que espero que leáis con sentido del humor, porque son las palabras o frases que vais a oír y decir durante el embarazo y  la maternidad. A todo el mundo  nos encanta utilizarlas, sino todas, sí algunas de ellas…

Vamos a ello

 

1. DISFRUTAR

Si estás embarazada lo primero que te vamos a decir es que disfrutes del embarazo. Te vas a hartar de escucharlo… Es como un boca a boca que ha ido pasando de generación en generación y que a las mamis nos encanta decirlo (me incluyo en esto); pero paremos a pensarlo por favor!! Disfrutar significa “Experimentar gozo, placer o alegría con alguien o algo”. Lo de alegría queda por hecho que si lo buscabas tienes que estar contenta; pero lo de gozo o placer eso ya depende del embarazo que tengas, claro… Si tienes un buen embarazo y te dicen disfruta pues sí, vale; aceptamos barco…; pero si te pasa como a mí que tuve angustias, dolor de crepón, ciática, ardor, infecciones una tras otra y mil teclas más pues no sé qué decirte… yo solo disfrutaba los días que le escuchaba el corazón, que me hacían una eco o los ratitos que la sentía moverse; pero el resto del día nada de nada. Y  ¡¡ojo!! con esto no estoy diciendo que estar embarazada no sea bonito. Es lo más que bonito que te puede pasar, es mágico; pero de disfrute en mi caso nada!

 

2. DORMIR

Duerme ahora que puedes te dirán todos… Ya… Ahora que puedo… Imagino que habrá quien sí dormirá. En mi caso dormí como una osa el primer trimestre y creo que dormí tanto ahí que ya nunca más pude dormir hasta el día de hoy ajajajajajja Pero tranquilas, al final te acostumbras y pasas de ser una zombi a estar como una rosa; de hecho yo ahora estoy más mal el día que duermo que el que no…

 

3. APROVECHAR

Te vas a pasar el embarazo diciendo y escuchando este verbo: Aprovecha ahora que puedes, hoy que me encuentro bien voy a aprovechar para limpiar, para salir, para lavar la ropita, para los preparativos. Aprovecharas tanto el tiempo por miedo a después no poder hacer nada que quizás algún día tu cuerpo te diga STOP, hoy toca descansar. Esto te pasará más cerca del final del embarazo, cuando aparece el síndrome del nido. Ahí es cuando más querrás aprovechar para tenerlo todo en orden y listo para la dulce espera.

 

4. KILOS

Los kilos te van a acompañar durante el embarazo, pero bueno, es de lógica y es inevitable. Vais a engordar, unas más, otras menos. Hay retención de líquido, hay una bolsa, hay un bebé que está creciendo; por tanto, hay que engordar. Lo malo es cuando también hay antojos y nos excusamos con que vamos a aprovechar ahora que estamos embarazadas para comer (veis “aprovechar”). Esto es un error que algunas cometemos. Yo no tuve antojos pero comía por dos, tenía mucha hambre siempre y engordé 15kilos. Estos kilos me están costando la vida de quitar, así que os aconsejo que cuanto más caso hagáis a vuestras matronas con el tema de los kilos mucho mejor. Ellas lo dicen por bien. Yo intentaré en el próximo embarazo controlar más esto de los kilos…

 

5. NO DUELE…

Está claro que el índice del dolor cada una lo tiene de una manera y puedes ser más sensible o menos sensible al dolor; pero de ahí a que no duele… Yo no puedo ponerme en la piel de las demás, ni decir si es mentira o no. Yo os digo mi experiencia y no voy a hacerme la súper heroína. Duele. Duele y mucho (al menos a mí). Pero se soporta. Y se soporta porque nuestro cuerpo está preparado para soportarlo y por la ilusión y ganas que tenemos de cogerlos en brazos. No puedo explicar cómo es ese dolor porque nuestro celebro es tan sabio que pone en el olvido el sufrimiento para que repitamos; pero os digo que cuando sean las contracciones de parto lo sabréis enseguida. Con esto no pretendo asustar a nadie. Ya os digo que si lo he aguantado yo vosotras vais más que sobradas! Dar a luz es algo doloroso pero maravilloso. Yo repetiría un par de veces más.

 

6. Y EL OTRO PA’ CUANDO

Los humanos somos insaciables! Siempre vamos a querer más. Te vamos a ver por primera vez paseando con tu bebé, aún tú un poco fastidiada del parto o de la cesárea y no se nos va a  ocurrir decir otra cosa que decirte: Ahora la parejita o al año que viene otro! Y tu piensas…¿porqué no hablamos de este bebé que es el que acaba de nacer…?

Y la verdad es que todo esto lo decimos sin maldad, o por dar conversación. Mira que yo cuando la tuve no quería hablar del tema y ahora soy de las que quiere que se quiten poco tiempo, pero jolín… Igual unos meses después de tenerlo, cuando ya estés recuperada esta conversación te cae en más gracia que nada más salir del hospital, ¿vosotros qué decís? Jajajaj

 

7. MAMITIS

Primero que nada analicemos el significado de esta palabra. “Apego excesivo de un niño a su madre”. Yo sinceramente creo que utilizamos mal el término, porque, ¿cómo no va a querer estar un bebé con mamá si durante 9 meses lo único que ha escuchado a sido su corazón? Nada más faltaba eso! Si coges al bebé y llora, no es porque tenga mamitis, es porque el bebé extraña tus brazos, tu olor y tu latido del corazón. Lo de la mamitis es otra cosa. De esto ya os hablaré otro día con más calma porque aquí hay temita…

 

8. TE CAE LA BABA, ¿EH?

Cuando me dijeron esto por primera vez, me hizo mucha gracia. Pero…¡¡¡ vamos a ver!!!! Si me cae la baba mirando a los niños y niñas de los demás que me parecen todos adorables y preciosos ¿¿cómo no me va a caer la baba de mirar a la mía?? Por supuesto que me cae. Estoy locamente enamorada de ella que no es lo mismo. ¿A que a vosotras también os pasa?

 

9. TETITIS

Esta solo es para las que damos de pecho a nuestros peques. Para algunas personas, si tu bebé quiere ir contigo y no con ellas no será porque eres su madre, sino porque el niño quiere teta, o dicho con sus palabras, tu hijo tiene tetitis. Es verdad que a los lactantes les encanta refugiarse en los pechos de mamá, pero no siempre que quieren estar con nosotras es por la teta o para comer. Los niños quieren estar con sus mamás porque las aman, entre otras cosas…Pero tranquilas, no es mucha gente la que te dirá esto. Poquito a poco…!

 

10. LAS COMPARACIONES

Cuidado con esto por favor!! Sin darnos cuenta o sin querer pero las comparaciones están ahí. Oiréis de todo. Desde bebés que a los 4 meses ya tienen los dientes, a otros que tienen un año y no tienen ni una. Bebés que gatean a los 5 meses, otros que no gatean nunca. Unos que pesan y miden por arriba de la media, otros que están por debajo… NO OS AGOBIÉIS!! Cada niño lleva su ritmo y cada niño es un mundo!! Dejad que vayan desenvolviéndose a su ritmo. Siempre los podéis estimular para reforzar sus progresos, pero sin sobrecargarlos. Otro consejo que os doy, es que escuchéis y preguntéis a las demás mamis sobre todo lo que os cause dudas. Somos muchas y estamos para ayudarnos unas a otras. Eso sí, cada maestrillo tiene su librillo y lo que le sirve a un niño, no tiene porqué servirle a todos los niños. Y tú, con instinto cuando preguntas o investigas, sabrás qué le puede venir mejor o peor a tu hijo/-a. No te dejes influenciar por nadie. Con esto lo que quiero decir es que muchas veces nos ven madres primerizas, nos ven verdes, novatas y sin experiencia y sin ninguna maldad quieren ayudar y dar consejos. Pero te aseguro que no habrá nadie que conozca mejor que tú a tu hijo. Yo recuerdo cuando era más pequeña mi hija y venían visitas a casa… La nena lloraba cuando me la ponía a comer en el pecho y la gente me miraba. Cuando veían que tardaba en dejar de llorar y que no se cogía al pecho; lo rechazaba y entonces empezaban las intervenciones. No tendrá hambre, tendrá cólicos, tendrá sueño, a pues tendrá aires; tendrá, tendrá, tendrá…. Y sé que lo hacen por ayudar; pero yo sabía lo que le pasaba mejor que nadie, y que estén juzgando lo que tú haces porque creen que no sabes lo que le pasa a tu hijo/-a da o que es lo que quiere da mucho coraje. Y más aún los primeros meses con nuestras hormonas algo tocadas… Candela se acostumbró a las pezoneras y luego para volver a cogerse al pezón les costó muchísimo. Y lloraba por eso. Porque buscaba la pezonera y no la encontraba, nada más. Y yo lo sabía; por eso no escuchaba a los demás; porque los demás no saben a cada cuantas horas comen, o porqué suelen llorar. Los demás vienen un rato y se van y tú estás 24h con tu bebé así que mejor que tú nadie lo va a saber hacer. Otra cosa sería que un día tu bebé hace algo atípico y estés perdida y preguntes a los demás si les ha pasado porque jamás habías visto a tu bebé así, o preguntes consejos sobre alimentación o sobre lo que necesites. Pero después, de todos los consejos adáptalos a las necesidades de tu bebé que sólo tú las conoces. Y como te he dicho antes cada niño es un mundo y lo que me ha funcionado bien a mí no tiene porqué funcionarle a los demás…

Pues hasta aquí el post de hoy!!! Espero que os haya gustado. Ya sabéis que estoy a vuestra disposición y podéis consultarme cualquier cosita mandándome un correo a info@candelayyo.com

Yo os responderé bajo mi experiencia y contándoos lo que me funciona a mí.

Ahora a preparar el próximo!!!

PD: También acepto críticas constructivas que creáis conveniente para que pueda mejorar mi blog!

Que tengáis un día maravilloso!!!!!!